3 aristas para el inicio de una LME exitosa: empoderamiento, a demanda y labios evertidos.

Hoy escribo sobre las tres aristas que favorecen el inicio exitoso de una lactancia materna exclusiva, lo describo desde el conocimiento que da instruirse como madre sobre el tema de lactancia y la experiencia de amamantar a dos.
Lactar es un procedimiento innato, todas nacemos con los órganos necesarios para amamantar: los senos, que pasan por un desarrollo durante la adolescencia y continúan su etapa de desarrollo al quedar embarazada, siendo una de las primeras señales el aumento de tamaño y sensibilidad de los senos, ¿para qué pasa eso? Como preparación a la lactancia materna. Es innato-repito-, todas podemos-insisto y ¿cómo favorecerlo? Con tres cosas que podemos hacer y ver resultados inmediatos:
Empoderarse: este concepto consiste en profundizar una idea en la mente y cuerpo, por ejemplo la lactancia: creerse y asumir que sí vamos a lactar de manera exclusiva empieza como casi todo: en la mente, en las ganas que tengamos de hacerlo, basándonos en los beneficios que trae tanto para la madre como para el bebé, es posible que cueste tiempo y dedicación, como muchas cosas (Ej., para ser profesional, seguro tuviste que disponer de tiempo y esfuerzo para lograrlo si o no?), pero el ímpetu de continuar el camino por nuestros propósitos hace que demos el 100% y más en pro de la meta deseada. Empoderarte es creerte que si puedes lactar, que te sale mucha leche, que tu bebé queda satisfecho, que quiere más porque le sabe rico y es saludable, que eres una gran productora de leche, que tus senos están diseñados y han esperado este maravilloso momento para desarrollar su principal función: alimentar aquella vida que diste, que duerme mejor cuando lacta, que se calma cuando lacta, que la lactancia es un consuelo en medio de su llanto, que contribuye a desarrollar el apego seguro, que al crecer llevará a la vida independiente que tanto deseamos para nuestros hijos, eso es empoderarse: tomar las riendas con nuestras manos, asimilarlo, comprobarlo y ejecutarlo. Desde hoy, empieza por adquirir el control de tus decisiones y en base a eso ejecuta tus acciones.
A demanda: se sugiere que la lactancia sea a demanda de las necesidades del bebé, es decir: cuando el bebé quiera y la cantidad que el bebé quiera. Mientras damos los primeros pasos para establecer la lactancia, concentrémonos en el placer que da la producción de la oxitocina durante la lactancia, al principio cuando el niño aprende a lactar, las posiciones no siempre son las más adecuadas y puede doler o romper el seno, pero está en aprendizaje, no es el final del cuento, el final del cuento es una lactancia sin dolor y placentera para la madre y el bebé. Practicar la lactancia a demanda, permite practicar, practicar y practicar y sabrás que el experto se hace en la práctica. En el inicio de la lactancia, dale a leche a la demanda del bebé y veras los mejores resultados.
Labios evertidos: es imprescindible para que el bebé succione correctamente, que sus labios estén evertidos: salidos hacia afuera, yo lo veo como la primera enseñanza que le da la madre al hijo. Regularmente, al nacer el bebé no sabe lactar con exactitud y nosotras como madres les enseñamos esta posición de labios evertidos-que si bien es natural, recién empieza a adaptarse y a establecerla-al ver que no la está haciendo correctamente, retirar la niño del seno y volver a explicarle como son los labios evertidos, el bebé se dara cuenta que si es posible mamar mejor con esta posición, una y otra vez enséñalo, es un aprendizaje indispensable en las primeras horas de nacido. Lo aplique muchísimo con mis dos hijos, en especial con el segundo bebé, que me encontró más experta que el primero y convencida de que hacia lo mejor para todos al decidir dar lactancia materna exclusiva a demanda.
Hay una base firme para que estas tres aristas sean solidas en la implementación de la lactancia y es el apoyo familiar, como verán el inicio es una dupla exclusiva de la madre-hijo, pero difícil que funcione si la madre tiene que ocuparse de otras cosas, quizás igual de importantes y necesarias para el bebé y el resto de la familia, sin embargo al contar con esposo, padres, tíos, abuelos, primos, sobrinos, que puedan colaborar en estos quehaceres importantes, la mama puede estar más dedicada al proceso de establecimiento de la lactancia materna exclusiva. Particularmente, agradezco en todo momento contar con ese gran apoyo familiar, que se ha perpetuado en la práctica de crianza en tribu, en la que todos son participe de la atención del bebé durante su crecimiento. Deseo que cada madre se empodere e implemente la lactancia materna exclusiva a demanda para el beneficio de la dupla madre-hijo y de toda la familia: más salud, más amor, más felicidad.
Recuerda siempre que estás en el mejor momento para criar, pues se tienen todas las herramientas a nuestra disposición. Espero que estos consejos contribuyan en una mejor crianza, estoy a la orden para profundizar este y otros temas de tu interés. Mis contactos son:
@lo.estas.haciendo.bien
@loestashaciendobien
Lo estas haciendo bien

About Francisco Sánchez Aguilar

Certificado Profesional en Actividades Acuáticas (natación bebés, infantil, adultos, 3ªedad, aquagym...), socorrista acuático. Instructor de Soporte Vital Básico y DESA, formador primeros auxilios. Monitor de Gimnasio. Profesor de Ciclo indoor. Papá ;)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Post Navigation