La música sin duda va fenomenal para los peques y no tan peques.

De siempre la música ha estado en mi vida: primero en el colegio, y después en la escuela de música y en el instituto.

En el colegio era bastante básico, un poco de solfeo, ritmos, canciones… Después poco a poco me picó el gusanillo y pedí a mis padres que me apuntaran a clases. Empecé con solfeo y piano, y me encantó. Estuve varios años en una escuela de música 2 días por semana. No me arrepiento de nada.

Practicar música tiene muchísimos aspectos positivos en niños y no tan niños:

  • Te ordena el pensamiento
  • Se establece una rutina
  • Se mejora la autoconfianza y autoestima.
  • Se crea hábito
  • Se fomenta el esfuerzo

¿Por qué todo esto? Es muy satisfactorio para los niños ponerse un reto y conseguirlo, y con la música podemos conseguirlo. Aprender una melodía nueva, una nueva canción…una vez que se aprende y se es capaz de reproducirla es fenomenal. Además, los niños aprenden sin esfuerzo aparente…. porque se lo toman como un juego, es algo divertido y apasionante. 

Bueno, hemos visto que la música tiene beneficios, pero…..¿cómo inculcarla a nuestros peques?

Lo primero de todo es que no deberíamos forzar (cada familia que haga lo que mejor crea conveniente, yo ahí no me meto), practicar música debería ser algo lúdico y divertido, no una obligación. Para que a un niño le guste algo primero tiene que saber qué es, probarlo, testearlo. En mi casa suelo sacar el teclado para tocar yo, y le dejo a mis hijos probar, tocar conmigo, que canten….que les pique la curiosidad (o no!)

No vale de nada preguntarle: ¿quieres tocar un instrumento? Lo más seguro es que no sepa ni que significa esa palabra (jeje).

Podríamos hablar de ofrecerle oportunidades, oportunidad de probar, sentir. Aquí en casa tenemos varios instrumentos (teclado, guitarra….). Una forma de ver si le gusta es dejarlo a su alcance y no ponerle obligaciones, es decir, no le vamos a forzar a que aprenda una melodía. Que lo toque, que pruebe.

También es interesante que nos VEA tocar y disfrutar, sino, podría pensar que queremos que haga algo que ni a nosotros nos motiva.

Una vez que pruebe, puede que le guste o no, pero ya le hemos dado la oportunidad.

¿Qué os parece?

About Francisco Sánchez Aguilar

Certificado Profesional en Actividades Acuáticas (natación bebés, infantil, adultos, 3ªedad, aquagym...), socorrista acuático. Instructor de Soporte Vital Básico y DESA, formador primeros auxilios. Monitor de Gimnasio. Profesor de Ciclo indoor. Papá ;)

Comments are closed.

Post Navigation