Forzar o no forzar, he ahí la cuestión

El título es claro no?

Si hablamos de enseñar a nadar (o lo que sea) a los peques, nos podemos preguntar si apretamos y hasta dónde apretamos.

Antes de empezar,  quiero preguntarte, que opinas? Eres partidario de que los peques hagan algo que no les apetece o les da miedo?

Si tu respuesta es no, seguramente este post te guste un poquito más.

Forzar o no forzar. Yo lo tengo claro, no forzar. Apretar? Tampoco,  me gusta más MOTIVAR .

Cuando hablamos de monitor de natación,  hay una descripción que me gusta más: facilitador acuático. Porque entiendo el aprender a nadar como un proceso. Un proceso en el cual yo le voy a ayudar, a facilitar. Voy a ser su acompañante.

Todos los niños aprenden a nadar y mejor que lo hagan felices.

 

Echa un ojo a estos artículos!

Deja un comentario