¿Los bebés nadan? ¿a qué edad se aprende a nadar?

¿Los bebés nadan? ¿a qué edad se aprende a nadar?

¡Vaya dos preguntitas así de sopetón! Pues sí, ya se que igual no son horas de escribir…. pero cuando uno saca un rato es cuando se puede…. (jeje) Eso, y que me han venido a la cabeza estas dos preguntas, que justamente me habían preguntado antes en la piscina.

Pues vamos con la primera pregunta: ¿los bebés nadan? si leemos el diccionario nos podemos encontrar con esta definición: » flotar y avanzar sobre el agua moviendo las extremidades del cuerpo «. Los más puristas en natación dirán que nadar tiene que ser el desplazamiento con alguno de los 4 estilos de competición (crol, espalda, braza o mariposa…) pero, todos tienen en común que se desplazan por el agua moviendo extremidades. Oye, que todos vemos a un perro mover sus patitas avanzando por el agua y nadie niega que esté «nadando» 😉

Sea como sea, los bebés son (o serán) capaces de desplazarse por el agua: boca arriba, boca abajo, sumergidos…

Ahora volviéndonos más serios, la intención de ir a clases de matronatación o natación de bebés no es sólo «nadar». Tenemos muchísimos factores que enriquecen la actividad como: estimulación sensorial, afecto, apego, deporte, juego,  rutina, relajación… Es por eso que hay personas que dedican su tiempo (al igual que yo) a formar profesionales como por ejemplo curso monitor bebés Sosgestion .  También tienen formación online: curso monitor bebés online

Cambiando de tema, voy a contestar la segunda pregunta….

Esta es una pregunta que me suelen hacer a menudo, ¿a qué edad puede mi hijo/a a aprender a nadar?

Antes de nada, me gustaría puntualizar que no hay una edad concreta, tampoco un momento exacto en el cual el niño no nada y de repente sí nada. Aprender a nadar es un proceso que dependiendo del niño y del profesorado es diferente.

Otra cosa es conocer la evolución normal de un niño, o también podemos llamarlo hitos del desarrollo.

Voy a desarrollar el proceso de aprendizaje de la natación en 3 fases para que os pueda quedar más claro:

  1. En una primera fase podemos hablar de adaptación al medio acuático. Normalmente se suele dar con 2-3 años de edad. Los niños a esta vez ya están desarrollados motormente y pueden realizar un montón de cosas tanto fuera del agua como dentro. Hay que tener en cuenta que todavía no son capaces de coordinar con exactitud con lo cual no podrán nadar, pero sí que podemos conseguir desplazamiento en el agua. A veces ocurre que, por lo que sea, se apuntan niños a nadar con 5 años o más pero nunca han hecho natación. Igualmente deberemos hacer una adaptación al medio siendo consciente que están desarrollados motormente y pueden coordinar perfectamente, lo cual hará que su proceso sea más rápido.
  2. En una segunda fase superada la adaptación, procedemos a introducir posición en el agua, orientación, recursos y técnica. Ocurre como antes, dependiendo de la edad de los peques, deberemos ser conscientes hasta dónde podemos llegar con ellos. Desde mi punto de vista me gusta mucho incidir en el tema postural y sobretodo que los peques se encuentren agusto, se rían conmigo en el agua. Estar tranquilo y relajado es fundamental para un buen proceso de aprendizaje.
  3. Y ya en la tercera fase que el niño sabe desplazarse, está a gusto y sabe flotar en varias posiciones, podemos empezar a incidir con más intensidad en la técnica propiamente dicha de los estilos de natación en el siguiente orden: crol, espalda, braza, mariposa.

Bueno, ahora te toca a ti. Si tienes dudas, ya sabes dónde me tienes 😉

Pakinen.sanchez@gmail.com (España)

Echa un ojo a estos artículos!