Aquí os dejo otra colaboración de mi colega blogger Omar Nieblas. 

La parte medular de la metodología de Scrum es el Sprint, al cual se le destina un tiempo para crea un producto “Realizado o Finalizado” que puede utilizase,  y que es potencialmente un entregable para el cliente. A lo largo del desarrollo de los proyectos existen Sprint consecutivos de una duración constante que servirán para armar periódicamente el producto solicitado.  

El Sprint es considerado como un mini-proyecto que no dura más allá de un mes. Al igual que los proyectos que no son considerados agiles, los Sprint se utilizan para lograr algo.

A continuación se describen 5 etapas de los Sprint dentro de la metodología ágil de scrum:

Planificación de sprint: Se realiza al principio de cada ciclo de sprint, y está encaminada a seleccionar el conjunto de requerimientos que habrán desarrollarse, los cuales están establecidos en el product backlog, el tiempo que se estima (se recomienda que la duración sea de 1 y 4 semanas) para su desarrollo.

Reunión diaria: Conocida como daily meeting, se realiza al inicio de cada día en el que se ejecute el sprint. Es una reunión corta (no más de 30 minutos) en la que los integrantes del equipo responden las siguientes preguntas:

  • ¿Qué he hecho?
  • ¿Qué voy hacer?
  • ¿Qué impedimentos tengo para continuar?

Revisión de sprint: Una vez concluido el tiempo del sprint (de 1 y 4 semanas) se realiza  una reunión en la que se define qué parte del trabajo que se definió se ha completado y qué parte pasara a ser parte de un nuevo sprint. En cuanto al trabajo completado se realiza una revisión (demo) del mismo al product owner  y otros interesados que pudiesen estar involucrados.

Retrospectiva de sprint: Es una reunión en la que todos los miembros del equipo realizan una valoración del trabajo realizado en el último sprint, identificando puntos de mejora de cara a los siguientes Sprint a realizar. El objetivo principal es identificar, proponer y ejecutar una estrategia de mejora continua en el proceso.

 

Con lo anterior podremos definir que así se puede ejecutar un sprint de manera normal, sin embargo existen razones por las que se puede cancelar, a continuación se describen algunas:

  • El objetivo del Sprint ya no cumple con el objetivo por el cual se detono, siendo necesario cancelar lo que se está realizando.
  • Cambios de dirección en la empresa para la que se está trabajando.

Para poder cancelar el sprint la única persona que puede hacerlo es el Product Owner. El resto del equipo puede participar en la decisión, pero la última palabra la tiene siempre la tiene él/ella

Para concluir, estoy de acuerdo en entregas parciales y periódicas al cliente, ya que, le das al cliente seguridad, de que lo que él solicitó se está realizando correctamente, y que esta práctica se puede adecuar para implementarla en las metodologías no agiles, analizando más detalladamente los paquetes de trabajo y entregas que se le harán al usuario final (cliente)

 

Echa un ojo a estos artículos!

About Francisco Sánchez Aguilar

Certificado Profesional en Actividades Acuáticas (natación bebés, infantil, adultos, 3ªedad, aquagym...), socorrista acuático. Instructor de Soporte Vital Básico y DESA, formador primeros auxilios. Monitor de Gimnasio. Profesor de Ciclo indoor. Papá ;)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Post Navigation