Hoy quiero hablaros del porteo.

Cuando hace dos años tuvimos a la peque nos pilló de novatos, sabíamos cosillas que nos habían contado, y otras que habíamos leído. Pero de porteo la verdad no sabíamos apenas.

Al poco de nacer descubrimos que colechar era muy beneficioso para todos: la mamá no tenia que levantarse no hacer esfuerzos debido a la cesárea, la peque dormía muy bien y comía a demanda y yo como papá estaba tranquilo al oírla respirar plácidamente.

La peque tuvo cólicos que no sabían decirnos por qué. La verdad que es muy angustioso verla llorar y no poder consolarla.

Probamos coliquin y homeopatía pero nada. Al poco una amiga nos regaló un pañuelo de porteo y… voila! magia!!! Desde entonces, quizás por la postura de ranita o yo que se, se acabaron los llantos, podíamos pasear tranquilos (sobretodo la peque), y además, portear es lo mejor que hemos hecho en la vida. La peque se siente segura y es una pasada para los papás llevarla encima.

Claro, nos decían algunos que si se iba a acostumbrar, que si la estábamos malcriando…. Ni caso hicimos. Ahora ya tiene dos años, está súper maja, tiene autonomía, está segura, confía en nosotros.

En breve nacerá otro peque y portearemos desde el minuto cero. Sobra decir que ya somos expertos jejeje, tenemos ya pañuelo de porteo, mochila par más peso y la redecilla esa que se pone de medio lado.

Nos vemos!

Echa un ojo a estos artículos!

About Francisco Sánchez Aguilar

Certificado Profesional en Actividades Acuáticas (natación bebés, infantil, adultos, 3ªedad, aquagym...), socorrista acuático. Instructor de Soporte Vital Básico y DESA, formador primeros auxilios. Monitor de Gimnasio. Profesor de Ciclo indoor. Papá ;)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Post Navigation