¡Feliz Viernes!

Bienvenido a un nuevo episodio de Allegro Mágico, el primero del año sobre un compositor de música clásica.

 


En esta ocasión no he escogido uno de la vieja escuela sino uno contemporáneo que ha contribuido de gran manera a la cultura popular.

¿Quién no ha escuchado esas dos notas que nos dan inseguridad, miedo, y hasta terror? ¿La melodía en celesta que nos lleva a un mundo mágico lleno de magos y muggles?

John Williams es, sin lugar a dudas, EL compositor más importante que tiene la industria cinematográfica. Una película puede tener grandes visuales, pero sin una buena música, un sonido extraordinario, la historia no nos engancha tanto, es más, nos pierde. La valía de la obra de John Williams es lo que nos hace sentir con su música; explora y manipula hasta cierto punto nuestros sentimientos para exaltarlos: mi sorpresa y miedo no serían los mismos sin la banda sonora, esas dos notas, que compuso para Tiburón (Jaws) en 1975.

Espero te guste este episodio tanto como a mí. Yo he disfrutado mucho preparándolo, aunque me ha costado  horas de sueño tenerlo listo para ti (Fay enferma en casa y no he podido trabajar nada en el día -_-).
Si quieres saber más del episodio, he publicado las notas con links a videos, información de las piezas que has escuchado, y datos curiosos de John Williams: www.allegromagico.com/16.
Hasta el próximo episodio!!! 
Claudia
Allegro Mágico en las redes sociales: Facebook,TwitterInstagram y Pinterest.

Hoy quiero saber hablaros de un tema importante en piscinas: la seguridad. Los que me conocéis ya sabéis que me gusta mucho ese tema y siempre que puedo saco un rato para escribir sobre ello. (Si no me conoces que buena ocasión! )

La piscina,  aprender a nadar, jugar, pasarlo bien….pero con seguridad,  y más cuando hablamos de los peques.

La legislación regula los aros salvavidas y su número.  Ocurre que la mayoría de los niños desconoce:

  1. Qué es el salvavidas
  2. Quien lo debe usar
  3. Cómo se usa
  4. Qué es el 112
  5. Funciones del socorrista

En mis clases de natación me gusta ofrecer elementos de rescate infantil que complamentan las clases y las enriquecen mucho.  Les enseño a utilizar el salvavidas, aprenden que no es un juguete,  que ellos no son el socorrista, les enseño el protocolo de actuación en caso de urgencia. De esta forma toman conciencia de la situación sobre todo de cara al verano.

Además,  con el salvavidas se trabaja: fuerza,  técnica y resistencia. Lo mejor de todo es que es muy divertido y educativo.

Qué te parece?

Buenos días!

Tal como os comentaba el otro día en otro post, hablaba sobre los miedos de los peques al agua en la piscina. Si no lo leíste está aqui.

En ese artículo os comentaba los posibles motivos por los que un peque puede llegar a tener miedo al agua en la piscina, y también os decía que haría otro post para ver cómo se puede solucionar; pues bien, allá vamos! 

Sabiendo todo esto, estamos ya en condiciones de pasar el número 3, y ver que todo no es tan malo,  y que se le puede poner solución (donde yo trabajo en menos de 5 sesiones solucionado)

¿Cómo quitar el miedo al agua?

Lo primero de todo es tener buena comunicación con las familias, que expliquen de dónde (creen) que viene el miedo, si ha sido por mala experiencia en otra piscina, de más pequeño, susto, etc. Una vez sabemos de dónde partimos, comenzamos a trabajar. Hablar con los peques es fundamental: nos sentamos juntos (no necesariamente dentro del agua, en el borde suficiente), hablamos, nos conocemos un poco. Sacamos juguetes que le interesen y poco a poco todo va fluyendo.

Siempre explicaremos qué ejercicio vamos a hacer y así sabemos su opinión. Si nos expresa malestar tenemos que explicarle cómo lo vamos a realizar y hacerle entender que sentir malestar NO es malo, que le vamos a ayudar, vamos a estar a su lado en todo momento. El ejercicio que queremos hacer lo dividimos en 3: empezamos por ejercicio base sencillo, después lo complicamos un poco y finalmente se ejecuta como queremos. Ejemplo: quiero que el peque vaya solo con el churro para trabajar autonomía. Primero le explico, después le llevo el recorrido aupas, con calma, cariño; después aupas y el churro y poco a poco le entrarán ganas de probar él solito/a. Todo esto no tiene por qué ser en el mismo día claro 😉

Nunca forzaremos a realizar ejercicios, trabajaremos la MOTIVACIÓN y el JUEGO.  Seremos simpáticos, cordiales y muy CARIÑOSOS. Al fin y al cabo, SÓLO TIENEN 3 O 4 AÑITOS. Cada peque afortunadamente es diferente, cada uno lleva su ritmo, nunca mediremos a todos por igual: respetaremos la evolución de cada uno.

Pues bien, hasta aquí hemos llegado, espero que os haya quedado claro todo. Cualquier duda me tenéis a vuestra disposición en www.franciscosanchezaguilar.com o pakinen.sanchez@gmail.com